Web Certificada

Tercer trimestre, preparada para el parto

El tercer y último trimestre de embarazo es el período donde los síntomas físicos y emocionales se agudizan. Comienza la cuenta atrás y nuestro organismo nos avisa que se está preparando para dar a luz.

Durante este trimestre el cuerpo se prepara para el parto y podemos observarlo a través de estos síntomas.

  • Aumento de peso: Aunque se inicia de forma gradual a partir del segundo trimestre, es en el tercer trimestre cuando vemos un aumento acelerado del peso. Durante el embarazo la madre aumenta un promedio de 10 a 16 Kg.
  • Vellosidad: El cabello y vellosidad corporal crecerán mas rápido de lo común; puede que también se observe crecimiento de vellos en zonas donde antes no se presentaban. Esto se debe a la estimulación que reciben los folículos pilosos por el incremento hormonal.
  • Aumento de la temperatura: La madre sentirá mucho calor, sofoco, aumento de sudoración, etc. ocasionado por el calor irradiado por el feto en crecimiento y el incremento de su tasa metabólica.
  • Aumento de la frecuencia urinaria: La presión que va ejerciendo el feto sobre la vejiga, al crecer, incrementará la frecuencia urinaria.
  • Inflamación de extremidades: Durante la última etapa es frecuente que las madres experimenten inflamación en las piernas y tobillos, esto debido a la retención de líquidos.
  • Fatiga y cansancio: El cuerpo está gastando mucha energía, el feto está en crecimiento y la madre tiene un peso cada vez más grande que sobrellevar. Al crecer, el feto crea más presión sobre sus órganos. En las últimas semanas del trimestre llegará a presionar su diafragma y pulmones, por lo cual, es normal que la madre sienta que le cuesta respirar y cansancio.
  • Apetito sexual: La libido puede reducirse aun más en este período.
  • Sensibilidad en los pechos: La inflamación y aumento de tamaño de los pechos son síntomas de que nuestro organismo se está preparando para producir leche, esto suele ocasionar sensibilidad y molestias.
  • Calostro: es el líquido segregado por las glándulas mamarías durante las últimas semanas del embarazo y primeros días posteriores al parto.
  • Contracciones Braxton Hicks o falso trabajo de parto: Cominezan normalmente después de la vigésima semana de embarazo. Son contracciones uterinas poco dolorosas por lo general, conforme se acerca la fecha de parto aumentará el dolor, muchas veces llegándose a confundir con las contracciones del parto.
{ 2 comentarios… add one }

    ¡Deja un comentario!

    Artículo siguiente:

    Artículo anterior: