Web Certificada

La época de las alergias

alergias: polen, ácaros, mascotasCuando llega el buen tiempo los procesos alérgicos se multiplican. Las alergias estacionarias son sumamente molestas pero estas simplemente son reacciones inflamatorias de las vías respiratorias superiores como respuesta de hipersensibilidad.

Esta reacción ocurre cuando existe el contacto con numerosas sustancias que se encuentran presentes en el aire que respiramos. En la época de la primavera se da la floración de diversas especies vegetales como el olivo, el plátano, las gramíneas, las cupresáceas etc. hay una gran concentración de pólenes.

La rinitis estacional ocurre de manera súbita cuando el nivel ambiental de polen aumenta de forma rápida. Esto ocurre en los meses de mayo y julio ya que el viento aumenta y expande el polen, tan pronto llueve, la atmósfera queda limpia y se disminuye la cantidad de polen en el ambiente.

Síntomas de la alergia estacional

Los alérgenos producen una reacción inflamatoria y causan una dilatación de los vasos sanguíneos de las membranas nasales. Esta reacción provoca los siguientes síntomas característicos: estornudos continuos, congestión nasal, hormigueo nasal y faríngeo, producción de mucosidades, dolor de cabeza, dolor de oídos, e irritación de los ojos.

Los procesos alérgicos suelen manifestarse en forma de conjuntivitis, asma, urticaria, reacción anafiláctica, rinitis o urticaria. Algunas veces los procesos alérgicos aparecen de manera estacional y otros se padecen durante todo el año debido a la frecuente exposición a los factores desencadenantes.

El diagnóstico de alergias requiere una observación personal, así como estudios inmunológicos en los que al paciente se le realizan pruebas en la piel para exponerlos a los extractos alergénicos y las sustancias que se suponen sospechosas.

Al obtener un resultado concluyente, se inicia un tratamiento de inmunoterapia con extractos extremadamente sensibilizadores administrados de manera creciente de manera subcutánea o por vía oral, o realizando un tratamiento farmacológico contra los síntomas con corticoides, broncodilatadores, antihistamínicos y descongestionantes.

Aparte del polen, las esporas de los hongos, el moho, los ácaros y los restos de epitelio de los animales domésticos también causan procesos alérgicos.

Las afecciones alérgicas causadas por las esporas aumentan durante el tiempo húmedo, los ácaros son unos arácnidos microscópicos que se alimentan de las escamas de la piel humana y animal y pueden ser encontrados en mantas, colchones o sofás.

Los pelos y la caspa de las mascotas domésticas sobretodo la de los gatos son potentes alérgenos. La contaminación ambientas, la exposición a los gases de los tubos de escape, y el humo del tabaco pueden dar origen también a reacciones alérgicas similares.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: