Ir al foro

Web Certificada

Rotavirus en niños y bebés

rotavirusEl rotavirus es muy contagioso, es el principal causante de casos de gastroenteritis en los niños y lactantes teniendo en cuenta que afecta el intestino. El 100% de los niños llegan a sufrirlo antes de cumplir los 5 años de edad. La edad de más alto riesgo para desarrollarlo es entre los tres meses y los tres años.

Transmisión del virus

El rotavirus se transmite por vía fecal-oral fácilmente. En cada gramo de excremento de un niño enfermo hay un contenido de hasta mil millones de partículas del rotavirus. Es decir, si el niño toca cualquier objeto contaminado de heces fecales infectadas y luego se lleva las manos a la boca, seguramente se contagiará.

El virus también se puede trasmitir por vía respiratoria aunque no es muy usual. La presencia del mismo no se elimina fácilmente con los desinfectantes usuales ni con el lavado de manos.

Transmisión del rotavirus

Los síntomas del rotavirus consisten en diarrea líquida, fiebre, vómitos y nauseas. Los antibióticos no son efectivos para tratarlo. La gastroenteritis por rotavirus puede atenderse sin mayores complicaciones en pocos días, pero si la diarrea y los vómitos continúan, esto puede conllevar a la pérdida excesiva de líquidos y sales. La deshidratación puede acarrear resultados mortales si no se recibe el tratamiento adecuado.

Esta infección puede contraerse más de una vez, aunque el primer brote es el más agresivo. Los niños más pequeños son los que presentan cuadros más graves.

Tratamiento

Los sueros de rehidratación oral son los más recomendados, y se indica la administración tras cada desposición líquida y tras vomitar en pequeños sorbos para asegurar que no se repita el episodio de vómitos.

La rehidratación para los lactantes es más necesaria. Mientras más pequeños son los niños su riesgo es más alto, teniendo en cuenta que sus mecanismos de reserva e inmunes son menores y más inmaduros.

La vacuna del rotavirus es considerada la mejor arma contra el rotavirus, las mismas son seguras y eficaces y se pueden administrar a partir de las seis semanas de edad y la protección surge a los 14 días después de haber sido administrada la primera dosis hasta los tres años.

Esta vacuna es eficaz frente a los virus G1, G2, G3, G4 y G9. Es una vacuna que se presenta en forma líquida, tiene tres fases, y es de tipo pentavalente. Se recomienda la aplicación de la vacuna a los bebés prematuros de al menos 25 semanas de edad presentando protección y eficacia satisfactoria.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: