Web Certificada

Propiedades del té rojo

Te rojo y sus propiedadesEl té rojo es también llamado el té de los emperadores, y tiene muchos beneficios para la salud.   Es también un derivado de la planta Camelia Sinensis, por lo que se puede decir que el té rojo es un derivado del té verde.

Una vez que el té verde pasa por un proceso de fermentación se convierte en té rojo,   y suele  comercializarse una variedad  que tiene el nombre de té rojo o té pu erh que está aún más fermentado, y por tanto sus efectos en ciertos procesos del organismo son más potentes (por ejemplo, en la quema de grasas).

Beneficios del té rojo

Sus principales efectos positivos sobre el organismo son:

  • Su acción diurética, todos los organismos requieren ser depurados eventualmente. De igual forma evita la retención de líquidos.
  • El té rojo aumenta la producción de ácidos gástricos, que a su vez estimulan el metabolismo hepático, produciendo de esta forma sales biliares que hacen que el proceso digestivo sea mejor.
  • Precisamente por este efecto sobre el metabolismo hepático es que el té rojo es tan beneficioso en la pérdida de peso ya que se pierden más rápidamente las grasas.  Por eso el té rojo o pu-erh es muy utilizado en tratamientos naturales para la pérdida de peso.
  • Existen estudios científicos que indican que el té rojo también tiene un efecto positivo en la reducción del colesterol.
  • El té rojo tiene efectos antioxidantes, mejorando la regeneración celular así como para mantener en buen estado las células.
  • Previene infecciones
  • Refuerza el sistema inmunológico.

Otras propiedades y recomendaciones

No olvidemos que el té rojo contiene cafeína o teína y teobromina, las cuales suelen tener un efecto excitante del sistema nervioso central además de elevar la presión sanguínea.

Por estas razones, y porque tiene un efecto sobre el metabolismo no  se recomienda que mujeres embarazadas ni niños tomen té rojo.

Otras de las propiedades o beneficios que se le atribuyen al té rojo son  que ayuda a levantar el ánimo, protege el hígado y el bazo, y ayuda a regular el tránsito intestinal.

Así que quienes le llaman el devorador de grasas, son injustos con el té rojo, ya que está claro que sus beneficios son mucho más que solo ayudar en la eliminación de grasas y tejidos adiposos del organismo.

Se ha comprobado mediante estudios que personas que han consumido 3 tazas diarias de té rojo (el cual nunca debe ser endulzado con azúcar blanca) no sólo han perdido bastante peso sino que también han logrado efectos generales muy positivos en su organismo.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: