Web Certificada

Latigazo cervical: causas y síntomas

Latigazo cervical¿Te han diagnosticado latigazo cervical y no sabes bien de qué se trata?  Este artículo muestra una visión general sobre esta condición tan frecuente. El latigazo cervical, también conocido como hiperextensión cervical, consiste en una lesión de los tejidos blandos del cuello.

¿Cuáles son las causas del latigazo cervical?

Suele ser ocasionado por un movimiento brusco y repentino de la cabeza que hace que los músculos y ligamentos del cuello se tensionen más de lo naturalmente posible.

La mayor parte de casos de latigazos cervicales  suceden como efecto de un accidente de tráfico en los cuales como producto del choque  y de la fuerza cinético ejercida sobre el cuerpo de los ocupantes del coche,  el cuello se estira más allá de su rango natural de extensión, y de una forma muy rápida y brusca, impidiendo que el músculo se proteja del tirón.

También puede ser causado por movimientos bruscos en atracciones de parques temáticos y ferias,  durante la práctica de ciertos deportes,  e incluso por sacudidas fuertes de otras personas.

¿Qué síntomas se experimenta  al tener latigazo cervical?

Una persona con Síndrome de latigazo cervical sentirá dolor en el cuello, además bastante rigidez.

Tras unos cuantos días, los síntomas podrían parecer mejorar, para volver a reaparecer posteriormente, en algunos casos, si no se trata adecuadamente o la hiperextensión ha sido muy acentuada, los síntomas pueden presentarse durante meses o años.

¿Cómo se trata el latigazo cervical?

Está claro que lo más recomendable es visitar el médico para que diagnostique la lesión y determine el grado de la misma.

Entre las medidas a tomar están:

  • Analgésicos
  • Durante las primeras 72 horas de la lesión se recomienda aplicar hielo.
  • Tras este tiempo es mejor aplicar calor ya sea por medio de compresas calientes, duchas de agua caliente, o almohadillas térmicas.
  • Reducir el nivel de actividad física
  • Ejecuta una rutina de ejercicios para el cuello, lentos y de baja intensidad.
  • Masaje suave en la zona
  •  Dormir en un colchón que no se hunda, y con una almohada especial para el cuello
  • Usar collarín cervical blando, aliviará los síntomas y evitará que hagas movimientos que agraven la lesión.

Aunque la gravedad de los latigazos cervicales ha disminuido enormemente desde que la mayoría de coches utiliza reposa cabezas, sigue siendo la lesión más frecuente  principalmente en los choques por alcance, y no se debe  despreciar ningún síntoma que aparezca porque podría ser algo que te afecte por el resto de tu vida.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: