Web Certificada

La equinacea y sus beneficios

Equinacea o echinacea

Flor de equineacea

La equinacea o echinacea sirve como remedio natural contra las infecciones de garganta. Aunque éste, es solo uno de los muchos beneficios  que esta planta puede proporcionar al ser humano, las infecciones en el tracto superior, tipo dolor de garganta o bronquitis  pueden ser superadas mediante su uso.

¿Qué es la equinacea?

La Equinacea es una planta que forma parte del grupo de las compuestas,  y tienen su origen en América del Norte.  Es muy parecida a una margarita, su principal virtud está en sus propiedades antimicrobianas que hacen que su uso sea indicado para la lucha en contra de bacterias, hongos y virus.

Desde hace siglos, ha sido utilizada con fines medicinales, existen referencias a su uso por los aborígenes americanos en la cura de mordeduras de serpientes y heridas de lanza

Fue así como se han transmitido  de generación a generación, cultura a cultura, todas sus bondades.  Incluso, en determinada época , fue muy conocida por su aplicación en la lucha contra enfermedades como la gonorrea y la sífilis.

¿Cuáles son las aplicaciones más usuales de la equinacea?

Se han encontrado evidencias bastante certeras de la efectividad de la equinacea en:

  • Combatir los síntomas del resfriado
  • Luchar contra infecciones en el tracto superior
  • Infecciones vaginales por levadura

Otro uso bastante común es aplicar la equinacea  en problemas relacionados con la piel como la psoriasis, eczemas, furúnculos, quemaduras, hemorroides, etc.

Adicionalmente, debido a su poder bactericida muchas personas utilizan esta planta para palear la influenza, el herpes genital, la malaria, la difteria ,  infecciones urinarias, así como algunas enfermedades de las encías.

Pero, es importante hacer notar según consta en “Natural Medicines Comprehensive Database” , no existe suficiente evidencia que respalden la efectividad en estos usos.

¿Cómo se toma la equinacea?

Lo más sencillo y usual es tomarla en forma de suplementos disponibles a la venta.  De esta forma se pueden aprovechar los beneficios contenidos  en todas sus partes:  hojas, raíces, flores.  También se puede encontrar jugo y té de equinacea.

Es importante leer el prospecto para no excedernos en las dosis recomendadas.

También, es importante mencionar que no se recomienda el consumo de la equinacea durante muchos días seguidos.   Asimismo, su uso no se recomienda para mujeres embarazadas o en período de lactancia, ni para pacientes con enfermedades autoinmunes ya que puede tener efectos sobre el sistema inmunológico no apropiadas para estos grupos.

En todo caso, si se están tomando medicamentos para combatir alguna enfermedad crónica, es importante consultar con su médico las posibles interacciones que la equinacea podría con los mismos.  Recuerde que una medicina natural puede ser muy efectiva, pero siempre tomando las debidas precauciones para hacerlo de forma segura.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: