Ir al foro

Web Certificada

El ductus arterioso permeable

El ductus arterioso permeable es un problema cardiaco que se manifiesta durante las primeras semanas o meses de vida del bebé. El ductus arterioso es un vaso sanguíneo que conecta las dos arterias principales del cuerpo, la aorta y la arteria pulmonar en el feto.

Este conducto es primordial durante la vida del bebé cuando está en el útero materno ya que desvía la sangre que viene del ventrículo derecho hasta los pulmones. Los pulmones durante esta etapa no tienen la función que desarrollan cuando el bebe nace, durante esta etapa están colapsados ofreciendo gran resistencia al paso de la sangre.

En el momento del nacimiento, el bebé empieza a respirar y los pulmones se expanden disminuyendo así la resistencia. En ese momento el ductus ya no es necesario y el mismo es inducido a cerrarse mediante sustancias liberadas y principalmente por el aumento de oxígeno en la sangre.

Este cierre es denominado cierre anatómico el cual se va produciendo a los 60 días de vida en el 90% de los niños, y esta oclusión es irreversible y total. Cuando se da el fallo en el cierre anatómico se origina el problema.

Cuando el proceso de cierre falla parte de la sangre que circula por la aorta es desviada a través del ductus arterioso, hacia los pulmones lo cual da lugar a un encharcamiento y sobrecarga de volumen que somete a un esfuerzo extra al ventrículo izquierdo.

En los bebés no prematuros los síntomas van a depender del tamaño del ductus y la edad. El paciente puede permanecer sin síntomas y se les detecta durante una ecocardiografía. Estos ductus se denominan silenciosos y no necesariamente deben ser tratados.

Síntomas del ductus arterioso

Los ductus arteriosos más grandes suelen ocasionar:

  • Síntomas de edema pulmonar
  • Insuficiencia cardíaca en los pacientes
  • Fatigas durante la alimentación
  • Irritabilidad
  • Falta de aumento de peso
  • Respiración agitada
  • Infecciones respiratorias repetitivas en los casos más graves.

Tratamiento del ductus arterioso

El ductus arterioso en bebés prematuros producen desmejoramiento respiratorio y sin tratamiento puede ocasionar daño pulmonar crónico definido como displasia broncopulmonar.

El tratamiento más común es el cateterismo, que es un procedimiento que consiste en introducir un catéter desde la ingle a través de la arteria femoral hasta el conducto arterioso. En el catéter se lleva un dispositivo de cierre, que puede ser un espiral o tapón metálico que se liberan en el conducto arterial para bloquearlo.

 

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: