Web Certificada

Ejercicios para que tu bebé se dé la vuelta

bebe no se da la vueltaCuando recién ha nacido un bebé no tiene fortaleza muscular ni para poder sostener su cabeza, pero conforme pasan los meses los músculos de se van desarrollando y los bebé se ven con  capacidad de hacer cosas nuevas.

Un gran paso en su desarrollo psicomotor se da cuando  los bebés estando boca abajo logran volverse boca arriba, o viceversa.  Es muy importante porque cuando el bebé logra hacer eso, ha adquirido la fuerza necesaria para “arrastrarse” ,  y éste a su vez es el paso previo para gatear.

Los bebés “aprenden” a darse la vuelta aproximadamente entre los cuatro y los siete meses de edad.

Si pasados los seis meses tu bebé no es capaz de dar vuelta sobre sí mismo, es recomendable que lo revise su pediatra para descartar cualquier enfermedad muscular u ósea.

Tienes que tener presente que suelen aprender a ponerse boca arriba primero, y cuando ya dominen esto empiezan a girarse hacia abajo.

Consejos para ayudar al bebe

Algunos consejos que le pueden ayudar a lograrlo son:

  • Colócalo en el suelo, sobre una alfombra o manta de actividades, si escucha ruido o percibe movimiento, el bebé tratará de girarse para buscar de donde proviene.
  • Si lo colocas boca abajo, ponle algún juguete que suene por encima de su cabeza y le motive a girarse.
  • Si está boca arriba y quieres que intente girar puedes llamarle la atención con algún sonajero al costado, haciendo el ademán de dárselo pero sin llegar a hacerlo, esto motivará al niño a querer girar.
  • Coloca al bebé de lado, y procura llamarle por su nombre desde donde no te vea, para estimular su curiosidad y hacer que intente volverse.
  • Estando boca arriba, flexiona su pierna derecha a la vez que la apoyas en su muslo izquierdo, estando así debes mostrarle objetos desde el lado izquierdo, a la altura de su frente, para que el bebé se vea obligado a levantar el cuello para buscar el objeto, así sin darse cuenta girará su pelvis y el cuerpo tenderá a rodar sobre si mismo.

Precauciones

En esta etapa se debe extremar la vigilancia sobre los bebés, no dejarlo solo sobre la cama, un sofá, una mesa, o dejarlo desatado en la hamaca. Esta habilidad de voltearse la adquirirá de un momento al otro, y es mejor que no esté en un sitio peligroso cuando esto suceda.

Este avance en el desarrollo psicomotor le da una gran autonomía al niño, estimula los sentidos del oído y la búsqueda porque la curiosidad le lleva a girarse sobre sí mismo para buscar de donde provienen los sonidos, pero sobre todo fortalecerá y preparará al bebé físicamente para poder reptar, gatear y cuando llegue el momento caminar.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: