Web Certificada

¿Qué fue de las bayas de Goji?

Bayas de GojiComo muchos y muchas recordaréis hace unos 3 años comenzamos a ver en todas los herbolarios e incluso en los supermercados las famosas bayas de Goji. Supuestamente, eran muy beneficiosas para el cuerpo humando y en las bolsas en las que las vendían se podían leer claramente en la etiqueta las milagrosas propiedades de las bayas de Goji. Estas bayas tibetanas de Goji, como cabría suponer, no eran más que un alimento más, es decir, que tenía sus propiedades beneficiosas pero también sus contraindicaciones.

Propiedades de las bayas de Goji

Como relataba la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en las etiquetas se podían leer beneficios sobre muchos aspectos de nuestra salud:

  • Reforzando el sistema inmunológico
  • Protección frente a los radicales libres
  • Combate la fatiga y el agotamiento
  • y un largo etcétera (regular el sueño, mejorar la vista, beneficios en riñones, hígado, lumbago, presión arterial alta, menopausia, impotencia…)

La OCU ya advirtió que no existen evidencias científicas sobre estas supuestas propiedades de las bayas de Goji.

Contraindicaciones de las bayas de Goji

Además de denunciarse que prometían beneficios para la salud sin ningún fundamento científico, en concreto, se desató la polémica a raíz de que en la denuncia de la OCU se solicitaba que se retirasen del mercado por contener un alto porcentaje de metales pesados como cadmio, mercurio, plomo y cobre.

Por otro lado, se incluía como una de las contraindicaciones de las bayas de Goji el hecho de contener pesticidas no permitidos en la Unión Europea. Relataron que en algunas marcas se llegó a detectar el uso de hasta 10 pesticidas distintos.

Al final, parece ser que no se retiraron y que la respuesta fue que todos los niveles de las muestras analizadas estaban dentro de los límites legales y que no se disponía de una “muestra reglamentaria”. ¿Se le quitó importancia a este asunto en lugar de investigar más? ¿Se precipitó la OCU en sus acusaciones? Como siempre, suponemos que habrá defensores y detractores.

{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: