Web Certificada

La semana de la amniocentesis

amniocentesis¿Qué es la amniocentesis? ¿cuándo se realiza? ¿en qué semana? ¿cuáles son los riesgos? La amniocentesis presenta a las madres cientos de dudas principalmente provocadas por el miedo a correr riesgos. Veamos paso a paso en qué consiste, en qué semanas se realiza y descubriremos que los riesgos son mucho menores de lo que creemos.

La amniocentesis es una prueba prenatal en la que se extrae el líquido amniótico para su debido análisis. Esta prueba usualmente se realiza durante el segundo trimestre del embarazo y con frecuencia es hecho con el objeto de descartar o detectar la presencia de ciertos defectos cromosómicos y de tipo genético. Tan sólo tenemos que seguir una pauta tras la amniocentesis: reposo.

Este tipo de prueba es considerada rutinaria, y es sólo hecha en pacientes de alto riesgo o con sospechas médicas o antecedentes que justifiquen la verificación de anomalía en el feto si es que no existen otros exámenes alternativos.

Las razones por las cuales una mujer debe ser sometida a una amniocentesis son diversas. Como por ejemplo:

  • Si es mayor 35 años de edad, ya que las probabilidades de que el bebé tenga Síndrome de Down y de anormalidades cromosómicas aumenta en este grupo de edad.
  • Si la mujer es portadora de trastornos genéticos tales como fibrosis quística, distrofia muscular, hemofilia.
  • Si posee antecedentes familiares con algún tipo de alteración genética o cromosómica.

Con la prueba de amniocentesis se puede detectar también la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono existentes en el líquido amniótico que recibe el feto es adecuado, y si el feto corre algún riesgo.

Mediante la amniocentesis se puede verificar si el bebé tiene alguna enfermedad de tipo metabólica o neurológica, o si el bebé tiene Síndrome de Down o algún tipo de deficiencia cromosómica.

La amniocentesis debe hacerse por un profesional especializado, y se hace con la ayuda del ultrasonido para que se pueda determinar de manera correcta la posición del bebé y de la placenta.

Cuando se plantea la amniocentesis el riesgo del aborto sale a flote, pero las estadísticas indican que el riesgo de pérdida fetal es muy bajo. Se observan estadísticas de riesgo de pérdida fetal en un 0,2 y 0,5 por ciento.

La amniocentesis se realiza insertando una aguja fina dentro del útero (la matriz) a través del estómago y extrayendo una pequeña muestra de líquido que se manda al laboratorio para estudios posteriores. Algunas mujeres experimentan cólicos leves durantes y después del procedimiento. El médico puede recomendar reposo un día después del examen, pero generalmente las mujeres pueden reintegrarse a sus actividades cotidianas inmediatamente. Los resultados tardan aproximadamente tres semanas.

El líquido amniótico extraído para realizar la prueba será reemplazado por el mismo cuerpo de la madre, y este examen no causa ningún tipo de sufrimiento fetal y tampoco representará ningún daño para el bebé.

 

{ 1 comentario… add one }

  • lauria 06/04/2011, 15:42

    Tengo 35 años y estoy intentando quedarme embarazada. Le tengo pavor a la amniocentesis por los riesgos que me han dicho que tiene. No se si da igual hacertela una semana u otra y que es mejor si la semana mas pronto posible o la semana más tarde posible. alguien tiene información sobre esto?

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: