Web Certificada

Alimentación durante la lactancia

La madre lactante no puede descuidar el factor nutricional en su alimentación. Hay que ser consciente de que no es la cantidad de comida que la madre ingiere la que dicta la calidad y cantidad de la leche materna, si no, el valor nutricional de la misma.

No se trata de comer por dos – como se dice popularmente – sino ajustar nuestra alimentación para que el cuerpo tenga las suficientes proteínas, calcio y hierro para alimentar a la criatura y no descompensar nuestro organismo.

La nutrición durante la lactancia y el sobrepeso

Muchas mujeres engordan de forma significativa durante el embarazo, esto se debe a una dieta errónea basada en el alto consumo de comida. Generalmente por el consumo ansioso y el seguir patrones costumbristas.

Se recomienda a la madre que durante todo el período de gestación y lactancia controle de forma periódica su peso y modifique el consumo calórico según sea preciso (aumentándolo o disminuyéndolo)

En caso que la madre haya aumentado su peso de forma extraordinaria, se recomienda que inicie un control supervisado por un especialista en nutrición. Las dietas para bajar de peso son altamente censurables en esta etapa, ya que si el cuerpo no recibe los valores nutricionales necesarios para la producción de leche, toma estos recursos de las reservas del organismo descompensándolo y reduciendo la cantidad de leche, hasta el punto en el que el cuerpo no puede generar suficiente para alimentar a al niño/a.

5 consejos alimenticios para la madre lactante

  1. Alto consumo de líquidos. Después del parto el cuerpo pierde el exceso de líquidos acumulado. La hidratación es necesaria para la producción de la leche; se recomiendan al menos 8 vasos diarios de líquidos en general. Se recomienda no consumir bebidas con cafeína o alcohólicas.
  2. Alimentación variada. Cuanto más variedad nutricional, más equilibrada será su dieta. Se debe aumentar en nuestra dieta la variedad de frutas, vegetales, carnes y cereales. A las madres que siguen una dieta vegetariana (en todas sus acepciones) se les recomienda consumir suplementos vitamínicos para cubrir los nutrientes provenientes de los productos cárnicos, lácteos, etc.
  3. Consumo de calcio. Evita la desmineralización de la madre. Es necesario consumir al menos 750gr o ¾ de litro de lácteos o suplementos ricos en calcio.
  4. Alimentos irritantes. Algunos bebés reaccionan negativamente al consumo de alimentos irritantes o provocadores de gases, las afecciones pueden ser, cólicos o alergias. Si ha consumido estos alimentos observe a su bebé un lapso de 6 horas después de lactar.
  5. Control vitamínico. Mantenga un control a conciencia del consumo vitamínico, para mantener una dieta equilibrada.
{ 0 comentarios… add one }

¡Deja un comentario!

Artículo siguiente:

Artículo anterior: